29 oct. 2014

Testimonios de desplazada y desplazado de ejido MorelosTumbalá Chiapas


San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, a 29 de octubre de 2014.

Mi nombre es Juliana Mendaño Méndez, 38 años, indígena chol, nacida en José María Morelos y Pavón desplazada en Pactiúm desde 18 de mayo de 2013 con mi familia por causa de la religión porque gente del ejido Morelos, junto con autoridades y ancianos de la iglesia presbiteriana golpearon a mi hermano José Mendaño Méndez.
En Morelos dejamos nuestras pertenencias en nuestra casa donde me dedicaba a la cocina, dar de comer a los patos, pollos, guajolotes y salía a trabajar en el campo a sembrar camote, cebollín, plátano, cortaba café.
En Pactiúm no tenemos nada, ni donde vivir, ni trabajar ni para comer. Hasta este momento la mayor parte del apoyo es de la iglesia católica que nos da sus alimentos, nos junta jabón, frijol. No tenemos servicios médicos donde ir porque no tenemos dinero con qué pagar, tampoco tenemos luz nos alumbramos con velas.
No puedo regresar a ejido Morelos porque estamos amenazados de quemarnos vivos, eso escuchamos cuando salimos y nos dieron media hora para irnos; no se ha aplicado la justicia por parte del gobierno, el Ministerio público no avanza las denuncias, las autoridades ejidales están apoyadas por el gobierno. Quiero regresar a mi casa pero no hay cómo.
Loq ue quiero también es que nos  reparen el daño que nos han hecho las autoridades del ejido Morelos, que nos compongan nuestra casa que destruyeron por completo, en total dañaron cinco casas; además quedaron 80 cajas de colmenas, cafetales, maíz



San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, a 29 de octubre de 2014.

Mi nombre es José Mendaño Méndez, del pueblo Ch´ol, ejidatario, campesino, y agricultor del ejido José María Morelos, municipio de Tumbala, Chiapas.

Desde el 9 de agosto del 2010 me privaron de entrar y participar a las asambleas que realizaba el ejido porque profeso la religión Pentecostés.

El 16 de mayo de 2013 detuvieron en la asamblea al ejidatario Alberto Sánchez Alvaro y lo llevaron a la cárcel del ejido. Al siguiente día, 17 de mayo subí a Tumbalá con el juez municipal, Juan Mendoza a denunciar la detención de Alberto. Y junto con el juez, nos dirigimos al ejido José María Morelos. Llevábamos un documento para liberar a Alberto. Ese mismo día, yo y el juez fuimos agredidos.

El 17 de mayo de 2013, a las 3 de la tarde llegamos al ejido junto con el Juez municipal, llevamos un documento para la liberación de Alberto Sánchez Alvaro. Estaba en la calle central, frente a la casa ejidal, fui detenido en mi carro, me bajaron, y fui brutalmente golpeado por las autoridades ejidales y líderes de la iglesia Presbiteriana. Me golpearon con garrotes y piedras; me tumbaron dos dientes, me rajaron la parte de atrás de la cabeza, me partieron el labio, y me desnudaron totalmente.

El Juez municipal fue igualmente golpeado y llevado a la cárcel del ejido donde estuvo dos días detenido.

Muy lastimado corrí a mi casa, tomé el carro de mi hermano y salí huyendo al ejido Venustiano Carranza. En Carranza llegué a la casa del Pastor Diego Sánchez López, llegué a pedir auxilio y refugio. Ese mismo día llegaron tres camionetas llenas de gente del ejido Morelos buscándome al ejido Venustiano Carranza. No hablaron conmigo, se regresaron al ejido Morelos. Después llegaron a verme las autoridades del ejido Venustiano Carranza y me acompañaron a presentar mi denuncia ante las autoridades de Yajalón. A las 12 de la noche del mismo día, me presenté ante el Ministerio Publico, Licenciado Rolando Ancelmo Gómez Sántiz, en Yajalón acompañado de las autoridades de V. Carranza. Hice mi declaración y se abrió la Averiguación Previa número 103/IN41-M1/2013. Cuando estaba haciendo mi declaración, llego el Presidente Municipal de Tumbalá Urbano Alvarao Arcos, el Primer Rejidor, y el Sub Secretario de Gobierno de Yajalon Maximiliano Narvaéz Franco, sólo llegaron y después se fueron.

Estuve una semana haciendo declaraciones ante el Ministerio Público, el día 20 de mayo de 2013 subí a Ocosingo a solicitar atención y constancia médica. Hubo órdenes de aprehensión y no se han ejecutados.


Testimonio de ejidatario amenazado

Mi nombre es Floricel Álvaro Vázquez, originario del ejido José María Morelos municipio Tumbala, del pueblo Ch´ol, mi ocupación es agricultor, y soy secretario del comisariado ejidal. Desde el 17 de mayo de 2013 las autoridades ejidales les privaron los derechos a 10 ejidatarios- servicios de limpia de callejones, cooperaciones, limpieza de camino, limpieza de la línea tubería de agua potable y de asistir a las asambleas, pago del impuesto predial. En 22 de junio de 2013, me dieron baja como Secretario del comisariado ejidal y después de esta fecha a mí y a otro ejidatario Vázquez fuimos privados de estos derechos también, por opinar diferente. 8 ejidatarios, 2 ejidatarias, 12 en total en total, se suman como 67 personas.

Actualmente, estamos buscando soluciones en las dependencias. Presentamos con el sub secretario del gobierno, Licenciado Maximiliano Narvais Franco el 8 de julio de 2013 y nuevamente el 5 de agosto de 2013, por no ser atendidos bien con el Sub Secretario actual de Yajalón, Oscar Miguel Sánchez Apuche.

El 9 de mayo de 2014 a las 1 de la tarde, un grupo de 25 jóvenes, 2 señores que eran avanzados de edad que estaban trabajando en la carretera me insultaron diciéndome ¨Floricel, pinche abogado puto, eres un pendejo.¨ Se acercaron hacia mí. Manolo Álvaro Vázquez, me golpeó en la cabeza y la boca con puños. Me dijeron que me iban a tirar en un barranco. Se arrepintieron y volvieron a sus chambas, y yo volví a las parcelas.

19 de agosto del 2014 a las 10:44 de la noche, Eligio Ruiz Méndez llegó a la puerta de mi casa con dos machetes. Pidió que abriera la puerta diciendo me que me va matar a mí, mi mamá, mi papá, mi esposa, y a todos mis hijos y me dijo que eran del resto de la religión pentecostés y que no pertenecen a las órdenes del ejido y que vinieron por parte del Comisariado ejidal Domingo ánchez Vázquez, el Juez Pascual Vázquez Álvaro , y el Suplente Tesorero del Comisariado ejidal Gustavo Díaz Cruz . Como no abrí la puerta, rayaron mi puerta con sus machetes.

Por el Acto del 30 de abril de 2014, donde las autoridades cortaron la válvula, nos están responsabilizando de los hechos a los 12 ejidatarios. Los gastos que están generando las autoridades, dicen que nosotros vamos a pagar.

En el 30 de septiembre de 2014 por la minuta del pueblo donde firmaron varias autoridades que no se les privaran sus derechos a las 12 ejidatarias que pertenecen a la religión pentecostal como agua, luz, drenaje.

Al no participar a la asamblea y a nuestros derechos agrarios, serán desconocidos.

Exigimos
  1. Derecho a la libertad de expresión
  2. Derecho a la libertad de cultos
  3. Derecho a vivir libres de miseria
  4. Derecho a vivir libres de temor


Testimonios presentados durante conferencia de prensa, el 29 de octubre de 2014, en oficinas del Frayba. 

Leer:


Fotos: Daños a propiedades de familias de ejidatarios amenazadas en ejido Morelos, Tumbalá: Nissan calcinada, destrucción de plantas de café, casa de familia desplazada.