25 jun. 2013

Denuncia de los católicos de la Comunidad de Puebla de Chenalhó

Chenalhó, a 25 de junio de 2013


A los Medios de Comunicación:


Con respecto a las declaraciones del pastor Agustín Cruz Gómez aparecidas en diversos medios este 24 de junio sobre los problemas existentes en nuestra comunidad, nosotros, representantes de la Iglesia Católica en la Col. Puebla y en la Parroquia de San Pedro Chenalhó, a la que esta colonia pertenece, queremos hacer las siguientes aclaraciones:

Dice el pastor Agustín que no se trata de un problema religioso sino de un problema de tierras. Pero inmediatamente él mismo se contradice porque afirma que el problema “se originó porque los católicos destruyeron el templo sin pedir permiso a la comunidad”. Nosotros preguntamos: ¿Eso es un problema de tierras, que los católicos no hayan pedido permiso a los no católicos para demoler su propio templo? Los problemas de tierras se dan cuando hay una larga disputa sobre los linderos de dos terrenos o cuando una misma propiedad ha sido reclamada por mucho tiempo por dos personas o comunidades que alegan diferentes títulos y no está claro quién es el verdadero propietario. Pero el terreno que ocupa la iglesia católica nunca ha estado en disputa. Hace 38 años que lo ocupamos de manera pacífica, pública e ininterrumpida, sin que nadie haya disputado nunca su propiedad. Y eso significa que el terreno es nuestro, tanto según los usos y costumbres indígenas, como según las leyes mexicanas que dicen que 10 años de posesión ininterrumpida son suficientes para acreditar la propiedad de un predio ¡Cuánto más casi 40 años que tenemos el predio! O sea que el problema no es agrario sino, como dice el mismo pastor Cruz Gómez, el problema es porque “los católicos destruyeron el templo sin pedir permiso a la comunidad” o sea a los no católicos y al mismo pastor Agustín. ¿Desde cuando los católicos tienen que pedir permiso a un pastor presbiteriano para poder reconstruir su templo? Y luego todavía dice Agustín Cruz Gómez que a los católicos no se les ha puesto ninguna traba para hacer su culto; nada más les ponen un alambrado en su terreno y les cierran el paso hasta para la parte que les dejaron. ¿Acaso esto no es poner trabas? El pastor alega que todos construyeron el templo, pero si él y otros decidieron hacerse evangélicos ¿cómo van a seguir decidiendo sobre el templo catóico? ¿Será que si Agustín Cruz Gómez decide salir de su partido el PRI y meterse a otro partido va a seguir teniendo derecho de decidir lo que hace el PRI? Otros pastores sí entienden las cosas, no como él, así como lo dijo un pastor del Séptimo Día: “Yo me salí voluntariamente de la iglesia católica; nadie me obligó. Yo no estoy de acuerdo en lo que le quieren hacer a los católicos”. O sea que el problema tampoco es entre católicos y evangélicos, pues así como piensa el pastor adventista piensan también muchos hermanos de las iglesias de Elim, Bautista y Pentecostés-Príncipe de Paz. El problema es con el pastor Agustín y su gente porque desde 1997 ha estado agrediendo a los que no estaban de acuerdo en comprar armas para atacar a los zapatistas y a las Abejas y ahora vio una nueva oportunidad con lo del templo, pero eso no es más que un pretexto.

Es muy curiosa la manera que tiene Agustín Cruz Gómez de resolver un problema. Dice que “la asamblea tomó la decisión de dividir el terreno entre ambos grupos, eso ya lo aceptamos”.
O sea, ellos lo hacen y ellos mismo deciden que está bien, entonces según él no hay problema aunque se hayan pisoteado los derechos de los que no están en su grupo. Es como si alguien le roba 800 pesos a una persona que tiene 1000 pesos y le deja 200 y después va y declara: ya no hay problema porque ya decidimos dividir lo que tenía y “eso ya lo aceptamos”. ¿Quiénes lo aceptaron? Pues él y sus cómplices nada más. ¿Será que ésa es la justicia que tenemos en México? ¿Que los mismos que cometen el delito deciden que son inocentes de cometerlo?
Sobre algunos puntos concretos que menciona deformándolos el señor Cruz Gómez, es necesario hacer las siguientes puntualizaciones:

1) Dice que el problema se originó porque destruimos el templo. Lo que no dice es que el templo ya se estaba cayendo, estaba en condiciones tan malas que teníamos cerca de un año sin usarlo. Se demolió el templo para reconstruirlo en el mismo lugar.

2) Dice que los católicos “son como 13 personas”. Eso es totalmente falso. Somos 32 FAMILIAS y 40 si contamos a los que se llaman “tradicionalistas” pero rinden culto en el mismo templo católico.

3) Agustín Cruz Gómez repite todo el tiempo que la asamblea ejidal ya decidió. En lo mismo se escudan otras autoridades como el presidente municipal para no intervenir, en que según ellos es una decisión de la asamblea ejidal. Pero la verdad es que ésa no fue una verdadera asamblea ejidal. Si vamos a la legislación agraria, esa reunión no tuvo ni quórum (no fue ni la mitad) ni se convocó como debía, ni tomó acuerdos como marca la ley.

4) También dice el comisariado que el terreno de nuestra iglesia es un terreno ejidal y que el ejido lo puede retomar. Y dice también que de todos modos el problema ya está resuelto porque ellos dieron un terreno a cambio. Eso es totalmente falso: el terreno no era del común del ejido, sino un solar familiar. Y eso de que ellos dieron un terreno a cambio es totalmente al contrario de la verdad: NOSOTROS dimos un terreno a cambio del que tenemos actualmente; eso fue hace 38 años y es verdad que no hay papeles porque no se acostumbraban, pero la persona que nos dio este terreno, José Cruz Gómez, todavía vive y nos apoya aunque sea hermano del comisariado Agustín.

5) Dice Agustín Cruz Gómez que “uno de los católicos, de nombre Cristóbal” pidió perdón porque los católicos no habían respetado a las autoridades avisándoles antes de demoler la iglesia. Con esas palabras vemos qué clase de persona es el comisariado. El hermano Cristóbal comenzó la reunión disculpándose de una culpa que podían tener los católicos como un gesto de buena voluntad para que el pastor Agustín reconsiderara sus propias culpas. Pero en vez de eso el pastor Agustín se agarra de esas palabras como si eso lo autorizara a despojar impunemente a los católicos.

6) Agustín Cruz Gómez ni siquiera tiene una buena razón comunitaria para apropiarse ese terreno: Un día dice que es para una escuela secundaria, otro día dice que es para un mercado y en sus declaraciones a la prensa dice que lo que le quieren quitar a los católicos es para dárselo a los evangélicos. Quizá con estas últimas palabras muestra sin querer su verdadero corazón.

Finalmente queremos aprovechar esta oportunidad para invitar a todos los que nos lean o escuchen a la celebración a la fiesta de nuestro patrón San Pedro este próximo 29 de junio a las 8:00 AM (tiempo de Dios) en el predio de la Iglesia Católica en la Col. Puebla. Estará presente el obispo auxiliar de San Cristóbal Mons. Enrique Díaz Díaz. Dice el pastor Agustín que los católicos no tienen problemas para hacer su culto; esperamos que ese día lo demuestre y no cause ningún problema.

ATENTAMENTE
                                            Por la Colonia Puebla:

Francisco López Santiz
      Catequista

Macario Arias Gómez
Representante de la Iglesia


Por el Consejo Parroquial:

Pedro Jiménez Arias
    Presidente


Elena Vázquez Pérez



Victorio Pérez Pérez





Pbro. Manuel Pérez Gómez
Párroco de San Pedro Chenalhó

                                        

c.c.p. Centro de Derechos Humanos “Fray Bartolomé de las Casas A.C.”
c.c.p. D. Felipe Arizmendi Esquivel, Obispo de San Cristóbal de las Casas
c.c.p. Mesa Directiva de la Sociedad Civil de las Abejas







Carta por el cumpleaños 33 de Juan Vásquez de los solidarios y La Voz del Amate


Penal no. 5, San Cristobal de las Casas, Chiapas; a 21 de Junio del 2013.

La Semana de Acción Mundial

Desde esta cárcel injusto, La Voz del Amate y Solidarios de la voz del Amate,
nos solidarizamos a la “Semana de la Acción Mundial” por nuestro compañero Juan Vásquez Guzmán y a la vez enviamos nuestros abrazos y saludos combativos a los compañeros de San Sebastián Bachajón.

Bien compañeros, hoy 25 de Junio del 2013 cumple o cumplía 33 años nuestro hermano Juan, el cual hoy desde allá arriba nos acompaña, porque su espíritu de lucha está en cada uno de nosotros porque sabemos que el compañero Juan fue y es un hombre valiente y ejemplar, porque el luchó para el bienestar de su pueblo defendiendo la tierra que pertenece a Bachajón, como también sabemos nosotros los presos que nuestro hermano nos acompañó siempre y nos acompañará a exigir nuestras libertades robadas por el mal sistema.

Bien hermanos y hermanas de la lucha, queremos decirles dese este cautiverio nos sumamos a exigir que se haga Justicia por la muerte de nuestro hermano, no lo vamos a permitir que quede impune.

¡Viva nuestro hermanos Juan Vásquez Guzmán!
¡Viva la lucha de San Sebastian Bachajón!

ATENTAMENTE

Presos políticos La Voz del Amate y Solidarios de la voz del Amate.