12/10/2011

Conferencia de prensa de las Abejas de Acteal sobre queja contra Ernesto Zedillo en EEUU

Lectura del comunicado de la Mesa Directiva de Abejas de Acteal


Organización de la Sociedad Civil Las Abejas
Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal
Acteal, Ch'enalvo', Chiapas, México

12 de octubre del 2011
A todas las Organizaciones Sociales y Políticas
A todos los Defensores de los Derechos Humanos
A la prensa Nacional e Internacional.
A la Sociedad Civil
A la Otra Campaña y
A la Opinión Pública
Hermanos y hermanas
Hoy nuestros pasos, nuestras miradas, nuestro dolor, nuestra indignación, nuestra verdad, caminaron hasta aquí a San Cristóbal de Las Casas para que la memoria de Acteal no se olvide, para que la sangre de los 45 masacrados y masacradas por los paramilitares de Ch'enalvo', no sea manipulado, mucho menos canjeado por dinero o por intereses político-electorales. Venimos hasta aquí para decir una vez más, que la masacre de Acteal sigue impune. Venimos a decir que los autores intelectuales del crimen de Estado cometido el 22 de diciembre de 1997, por ahí andan sueltos, son prófugos de la justicia. Venimos aquí, porque de ninguna manera permitiremos que personas ajenas, personas extrañas a nuestra organización usen y manipulen la justicia de la masacre de Acteal.
Como dijimos en nuestro comunicado del pasado 22 de septiembre, que no tenemos nada que ver con la demanda presentada en un Tribunal en EU en contra de Ernesto Zedillo por la masacre de Acteal. Está muy claro que esas personas que usan el nombre de los sobrevivientes de Acteal, son personas que sólo ambicionan el poder y el dinero, no buscan la verdadera justicia.
Ya llevamos casi 14 años luchando por la justicia en contra de los autores materiales e intelectuales de la masacre de Acteal, y la respuesta que hemos recibido de parte del mal gobierno es la mentira y la burla; desde el sexenio de Ernesto Zedillo hasta el de Felipe Calderón. Los gobernantes estatales y federales cuántas veces no han intentado destruir nuestra lucha; nos han ofrecido dinero, proyectos productivos, puestos públicos, pero la fuerza de la sangre y la dignidad de nuestros muertos nos han llevado a superar todo obstáculo y tentación. Hoy queremos dejarlo más claro que el agua, la justicia que pedimos y exigimos no nada más es en contra el ex presidente Ernesto Zedillo, sino, contra todos sus cómplices; ¿cuántas veces no los hemos señalado con una lista de nombres? Nosotros no tenemos intereses políticos de a quién sí nombrarlo y a quién no, porque no hacemos pactos con asesinos. Quien es responsable y cómplice de un crímen hay que señalarlo para que no vuelva a matar. Es por eso que aparte de Zedillo como autor intelectual de la masacre, están también: Emilio Chuayffet Chemor, Gral. Enríque Cervantes Aguirre, Julio César Ruiz Ferro, Gral. Mario Renán Castillo Fernández, Homero Tovilla Cristiani, Uriel Járquin Galvez, Jorge Enríque Hernández Aguilar, David Gómez Hernández, Antonio Pérez Hernández entre otros. Estos ex funcionarios públicos que señalamos son los que tenían la última palabra de evitar la masacre de Acteal y, de evitar la quema de casas, el robo de pertenencias de Las Abejas y de nuestros hermanos zapatistas. Estas personas tenían el poder para evitar que la niña Zenaida Pérez Luna perdiera su vista y que sus papás murieran por balas asesinas de paramilitares. Estas personas tenían el poder de que los 4 no natos pudieran ver la luz del mundo, sin embargo no lo hicieron, sino, que estas personas propiciaron que 45 vidas más las de las 4 no natos fueran arrancadas por los paramilitares de Chenalhó.
Y para que estos autores intelectuales de la masacre quedaran impunes, los gobernantes posteriores tuvieron que alimentar la impunidad para encubrir a estos asesinos. Y el ejemplo bien claro, es cuando la llamada “Suprema Corte de Justicia de la Nación” liberaron a los paramilitares responsables materiales de Acteal y gracias a todo esto por la campaña mediática, política y mentirosa de Héctor Aguilar Camín, el Centro de Investigaciones y Docencia Económicas (CIDE), Manuel Ansaldo Meneses y medios de comunicación al servicio del Estado y de la impunidad. Con este breve recordatorio hay que darse cuenta que no sólo Zedillo merece el castigo, sino todos los involucrados a los que ya mencionamos y los gobernantes en turno, porque cuando encubren y protegen a los responsables materiales e intelectuales de Acteal al no aplicar la justicia, se vuelven cómplices y pasan a formar parte de la lista de perpetradores del crimen de Estado.
A la sociedad civil nacional e internacional queremos aclarar que en la Ciudad de México hay un plantón de los familiares de los paramilitares de Chenalhó, que se hacen llamar, “Comité de Familiares de los Inocentes”, se presentan como “víctimas de la injusticia”, dicen que fueron desplazados de sus comunidades, dicen que los zapatistas les imponían impuestos de guerra y dicen que Las Abejas les acusaron porque los “Obispos”, el “Fray Bartolomé” (Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas) les han metido en la cabeza que actuaran en contra de los evangélicos y tantas cosas que alegan para conseguir la liberación de sus familiares. Pero en realidad, nosotros como sobrevivientes de la masacre, ya lo hemos dicho muchas veces, que no fue difícil identificarlos el día 22 de diciembre de 1997, porque son nuestros vecinos, parientes, y no fue de repente que salieron así de la nada el día de la masacre, sino que se organizaron 7 meses antes de Acteal. Estas personas presas y liberadas y otras muchas que gozan de impunidad que se dicen ser inocentes, ellos son los que nos obligaron a pertenecer a su partido político el Partido Revolucionario Institucional (PRI), que dejáramos de hablar mal y criticar al gobierno, y nos pedían impuestos económicos para comprar armas y que participáramos a atacar a los zapatistas del Municipio Autónomo de San Pedro Polhó y si no aceptábamos que nos iba a pasar igual que a los zapatistas (les quemaron sus casas, robaron sus pertenencias y los desplazaron en las montañas). En resumen eso es lo que nos hicieron estos paramilitares que sus familiares plantados en el D.F., los presentan como “víctimas inocentes”. Y algunos pastores que forman parte del “Comité de Familiares de Inocentes” presentan a los paramilitares como víctimas de un problema interreligioso, que Las Abejas de Acteal pertenece a la iglesia católica y de izquierda, y que por eso acusamos a esas personas. La masacre de Acteal y los hechos previos fue por un conflicto político diseñado por el Estado Mexicano con el objetivo de contrarrestar la lucha del EZLN y la de los pueblos organizados de México. Nos sobran palabras y razones que ofrecer respecto al caso Acteal, y no permitiremos que políticos, pastores y familiares de paramilitares nos vengan a decir qué es lo que pasó en Acteal y nos digan que estamos manipulados por el Frayba o por la Diócesis de San Cristóbal de Las Casas.
Como se dan cuenta, siempre nos enfrentamos con todo y ponemos la cara, de ninguna manera hemos ocultado nuestra identidad; tenemos rostros, tenemos corazón, porque tenemos memoria. Para nosotros cada día es un reto por vivir cerca de las comunidades de los paramilitares y sobre todo después de que la “SCJN” haya liberado a los responsables materiales de Acteal en los años de 2009 y 2010 y varios de ellos son de Acteal. Y si no hemos ocultado en ningún momento nuestra identidad, ¿por qué los abogados de Miami no revelaron los nombres de los “presuntos sobrevivientes”, si nosotros aquí estamos hablando en este momento para decir la verdad? ¿Por qué la “Fiscalía Especializada en delitos cometidos en la procuración y administración de justicia en el Estado y aquellos cometidos en el Poblado de Acteal”, en vez de hacer su propio trabajo, le envía su “investigación” a los abogados de Miami para que ellos hicieran la demanda contra Zedillo? ¿No será que hay un pacto político de por medio o porque piden una parte del dinero que se le quiere cobrar a Zedillo?
Compañeros y compañeras, hermanos y hermanas, seguiremos luchando por la verdad y la justicia, no nada más por Acteal, sino, por las demás masacres y muertes y exigimos a Juan Sabines Guerrero y a Felipe Calderón que garanticen de inmediato la vida de nuestros hermanos de San Patricio del municipio Autónomo Zapatista Dignidad, que en este momento están siendo agredidos por los paramilitares del municipio oficial Sabanilla, Chiapas.
En conclusión, exigimos:
  • Que todos los autores materiales e intelectuales paguen por su crimen en la masacre de Acteal.
  • Que se de a conocer a la luz pública la identidad de esos 10 presuntos sobrevivientes que presentaron la demanda en nombre de la masacre de Acteal ante el Tribunal de EU.
  • Que se frene la liberación masiva de los paramilitares presos en el Penal del Amate, Cintalapa, Chiapas.
  • Que Juan Sabines y Felipe Calderón ya no sigan protegiendo a los paramilitares en Chiapas.
Por Acteal y por otros caídos por los paramilitares y por las fuerzas públicas del mal gobierno:
!!!VERDAD, NO OLVIDO, JUSTICIA, MEMORIA Y ESPERANZA!!!
ATENTAMENTE
La Voz de la Sociedad Civil de Las Abejas de Acteal
Firman la Mesa Directiva:

Mariano Pérez Vázquez
Juan Vázquez Luna
José Ramón Vázquez Entzín
Victorio Pérez Paciencia

Mariano Pérez Sántiz

PALABRA DE SOBREVIVIENTES DE LA MASACRE SOBRE LA QUEJA CONTRA ERNESTO ZEDILLO

Palabra de Elena Pérez, sobreviviente de la Masacre (en Tsotsil y traducción)

Palabra de Mariano Pérez, sobreviviente de la Masacre (en Tsotsil y traducción)

Palabra de María Vázquez, sobreviviente de la Masacre (en Tsotsil y traducción)

Palabra de Vicente Jiméndez, sobreviviente de la Masacre (en Tsotsil y traducción)

Palabra de María Sántiz, sobreviviente de la Masacre (en Tsotsil y traducción)

Palabra de Agustín Gómez, sobreviviente de la Masacre (en Tsotsil y traducción)
 

 VIDEOS
1a parte de la Conferencia de Prensa
2a parte de la Conferencia de Prensa
3a parte de la Conferencia de Prensa

Comunicados de los Presos políticos de la OtraCampaña en Huelga de Hambre